mx===Del Norte===.us

Periodismo @ la Frontera Mexico-EUA

Ensenada: El Proximo Silicon Valley?


Aunque el potencial humano y académico existe en Ensenada, el proceso para transformar a la ciudad en una Meca de la Alta Tecnología dista mucho de la realidad que se pinta en la retórica política de las administraciones estatales y federales.
Existen realidades. Ensenada posee varios centros de investigación y formación académica, un cluster de biotecnología, algunas empresas de desarrollo de software, fondos federales, historias de éxito e incluso la buena voluntad de funcionarios para con inversionistas.
Sin embargo, las estadísticas muestran otra realidad que aterriza a funcionarios, académicos y a la comunidad.

Por Erick Falcon

Con todo y mejores costos, logísticas inteligentes y demás ventajas de una región transfronteriza que promueven en su discurso empresarios de todo el estado, Ensenada y el resto de Baja California apenas comienzan a asimilar la posibilidad de un nuevo perfil económico: empresas de alta tecnología empleando personal altamente calificado para el desarrollo económico.
Desde medicamentos contra la tuberculosis o cultivos de perlas obtenidas del adulón hasta instrumentos ópticos o aplicaciones en Windows para dispositivos móviles como los famosos teléfonos Blackberry, varios ensenadenses se encuentran desarrollando proyectos y productos de alta tecnología, y además, lo comercializan.
<a href=”https://erickfalcon.files.wordpress.com/2008/10/augen.jpg”><img src=”https://erickfalcon.files.wordpress.com/2008/10/augen.jpg” alt=”” title=”augen” class=”alignnone size-full wp-image-78″ /></a>
Aunque el número de empresas de alta tecnología en la ciudad  todavía se cuentan con la mano, los empleos de este tipo han ido lentamente a la alza, revelan los números oficiales.
De acuerdo con datos del reporte Borderless Innovation del organismo San Diego Dialogue (Sandag), Baja California empleó a 738 personas en su cluster de software en el 2003, mientras que San Diego registraba más de 14,546 plazas.
Información de la Secretaría de Desarrollo Económico contenida en el reporte indica que el sector aeroespacial del estado tenía 7,400 trabajadores en el 2005, así como 28,000 en la industria automotriz y más de 27,000 en la industria de aparatos biomédicos, que es hasta tres veces mayor que la de San Diego.

<blockquote>El mismo reporte destaca también, sin embargo, que en conjunto San Diego y Baja California graduaron a más de 1,400 profesionistas en áreas relacionadas con Software y Programación en el 2004, donde la UABC destaca con 378 graduandos.</blockquote>

Sin embargo, para muchos empresarios del sector, el balance de la gestión del gobierno estatal en promover la llegada y la creación de empresas de alta tecnología en diversos giros permanece en un péndulo que se balancea entre la buena disposición y la poca continuidad.
Pocos centros de formación en la práctica
Si bien el área cuenta con un gran número de científicos y egresados en campos de alta tecnología, a la fecha sólo hay un puñado de empresas interesadas en proyectos de desarrollo tecnológico, comercializando esos proyectos o bien fungiendo como polos de formación de personal, como es el caso de Augen Optics, Optocrystal de México,  Code Services o Softtek.

<blockquote>“Quisiéramos que la industria creciera más, pero crece en el número de programadores que dominen los programas, por eso insistimos en continuar vinculándonos con las instituciones de educación superior que forman a estos colaboradores para dar confianza a los inversionistas que sepan que en el estado encontrarán este recurso humano,” expresó José Posada Gallego, secretario de Desarrollo Económico del Estado.</blockquote>

<strong>Mas empresas de alta tecnologia</strong>

Una de las puntas de lanza estratégicas del gobierno estatalen abrir el sector de Tecnologías de Información ha sido la llegada de empresas como <em>Softtek</em>, reconocen autoridades y directivos del corporativo.
La empresa de desarrollo de software mantiene un Centro de Entrega Global en Ensenada en donde laboran más de 200 ingenieros y profesionistas en áreas relacionadas con Tecnologías de Información, y que representa un semillero de formación de talentos para la ciudad, comentó Jaime Palacios, director de operaciones de Softtek a nivel local.

<blockquote>“Ensenada es conocido por el empuje local en desarrollar el sector de Tecnologías de Información, aunque tenemos el conocimiento de que antes de nuestra llegada su fortaleza estaba en el área de investigación, se estaba haciendo poco para explotar las capacidades desde el punto de vista industrial,” dijo Palacios.</blockquote>

Agregó que el gobierno tienen el foco bien puesto en el campo de la alta tecnología, y aunque existen iniciativas que están prospectadas por cada gobierno, “en el cambio de administración la inercia a veces no se mantiene o hay renovación de propuestas que finalmente no nos dan continuidad a largo plazo.”
Destacó, no obstante, que el gobierno tiene  interés en la promoción del sector de Tecnología de la Información, ya que Softtek es un ejemplo de ello.
Tanto el gobierno como las empresas asentadas en el estado han disparado iniciativas, pero no se han sumado en un solo vector para obtener un bien común, expuso el director de Softtek en Ensenada.

<blockquote>“Seguimos desperdigados tratando de desarrollar nuestros propios mercados y capacidades. Creo que la oportunidad y la estrategia de Baja California requiere cosas distintas para detonar esta industria, incluso hacer alianzas con otros estados,” dijo Palacios.</blockquote>

<strong>Parque Tecnológico, una Promesa Rota</strong>

En la coyuntura que ha creado el reciente anuncio del gobierno federal de una inversión de 3,500 millones de dólares por parte de la empresa alemana Q-cell en el parque Frontera de Silicio de Mexicali, sólo se puede pensar en que esto representa tanto un problema de conciencia como un aliciente para Ensenada.
Dado el potencial de empleo de alto nivel generado para la región, una brecha quede quizá en la conciencia de funcionarios y empresarios de la localidad al considerar que este tipo de proyectos e inversiones pueda atraerse a Ensenada si se construyese la infraestructura adecuada.
Cabe destacar que la promesa de crear un Parque Tecnológico se ha mantenido en la boca del gobierno estatal mucho tiempo y del alcalde Pablo Alejo López recientemente, aunque en voz del director del Centro de Investigación Científica y Estudios Superiores de Ensenada (Cicese), Federico Graef Ziehl, “todavía no hay ni una piedra.”

<blockquote>“Tienen años hablando del parque tecnológico y ni se ha puesto la primera piedra. Es más, la última noticia es que el lugar que habían dicho ya no es el que se usará,” comentó el académico.</blockquote>

En el 2006 el ex secretario de Desarrollo Económico, Sergio Tagliapietra Nassri, afirmó que Ensenada contaría con un parque industrial para el 2009 que albergaría a empresas desarrolladoras de alta tecnología, pero no existen indicios aún que ello vaya a suceder.
Graef afirmó que para que Ensenada logre convertirse en un polo de desarrollo tecnológico de alto nivel necesitan converger los tres sectores relacionados academia, empresa y gobierno para la clave del éxito

<blockquote>“Al final de cuentas el que pone la lana es la empresa, el gobierno puede incentivar y dar estímulos. Y hay potencial, por ejemplo, tenemos una carta de intención de Silanés. Si se pone un parque tecnológico Silanés traerá un laboratorio aquí,” comentó Graef.</blockquote>

A su vez, el secretario de Desarrollo Económico del Estado, José Posada Gallego, aseguró que Ensenada posee un potencial de desarrollo de parques tecnológicos donde el material más importante sea el conocimiento de sus investigadores, y reiteró que sí se continúa impulsando este tipo de proyectos en la ciudad.
El funcionario destacó la creación del cluster de biotecnología y su ubicación en Ensenada, pero el crecimiento de esta industria y otras que conlleven el desarrollo científico y tecnológico no se pueden promover sin un espacio adecuado.
<blockquote>“Estamos buscando que se impulse el desarrollo y creación del parque, no se tiene una zona, pero estamos recomendando que sea en El Sauzal cerca de las universidades y el puerto,” dijo Posada Gallego.</blockquote>
Versiones extraoficiales señalan que se han hecho gestiones para buscar un predio en las afueras de la ciudad, inclusive cerca de desarrollos inmobiliarios existentes a algunos minutos de Ensenada, pero nada se ha oficializado aún.

<strong>Difícil, vincular empresas con ciencia para el desarrollo tecnológico</strong>

Aunque difícil al principio, hay algunos científicos del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (Cicese) que han decidido aplicar su conocimiento para la innovación y la industria, y lo han logrado.
Respaldados por financiamiento público o privado, empresas como Augen Optics u Optocrystal, fabricantes de instrumentación científica óptica, lograron pasar la fina brecha entre la ciencia y el capitalismo para convertirse en científicos empresarios.
Hoy tienen clientes tan distinguidos desde corporativos transnacionales a universidades como Oxford y Cambridge comprando sus productos.
Pero ellos sólo son un caso entre mil. No todos los investigadores de la ciudad han logrado esto, y muy pocas empresas se han interesado en la innovación y desarrollo tecnológico, reconoce el doctor Federico Graef Ziehl, director general del Cicese.
<blockquote>“Hay mucha industria, el crecimiento es brutal, pero la pregunta es ¿cuántas de ésas fábricas están apostando a la ciencia, tecnología e innovación? Lo que se necesita es que la empresa esté dispuesta a apostarle al desarrollo tecnológica, No todas las empresas en el estado y el país quieren invertir en esto,” dijo.</blockquote>

<strong>Sin Resultados o Sin Interés; Incubadoras e Innovación</strong>

Han existido incluso proyectos de incubadoras de empresas de alta tecnología como el Ceni2t dirigido por Carlos Duarte o incluso la desarrollada por el propio Cicese en 1990, que fue el primer proyecto de su tipo en México.
Ello se creó a través de un fideicomiso entre Nacional Financiera, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Cicese, pero que terminó en su momento con resultados mixtos y su trabajo fue retomado por otras entidades, según explicó Carlos Gerardo López, titular del área de Innovación y Propiedad Intelectual del Cicese.
<blockquote>“Tenemos un sinnúmero de proyectos con aplicaciones científicas e industriales y tenemos mucha relación con varias empresas, pero tenemos una necesidad de que los resultados científicos se trasladen a las empresas o comunidad a través de registros de patente o de marca,” dijo López.</blockquote>

Aunque en Tijuana hubo un florecimiento con la industria maquiladora, el catedrático explicó que muchas de estas empresas no invierten en innovación, por lo que no necesitan gente con maestría o doctorado para resolverles sus problemas tecnológicos.
Explicó que el área de desarrollo tecnológico e innovación queda rezagada dentro de ciertas empresas por dar prioridad a la producción, pero en otros casos se presentan grandes oportunidades de simbiosis.
<blockquote>“Apenas de cinco años para acá han llegado laboratorios y empresas como Sony, Hitachi o Panasonic, donde empieza a haber grupos que quieren hacer desarrollo tecnológico e innovación y necesitan el expertise de los científicos del Cicese en áreas como óptica, electrónica y comunicaciones,” expuso.</blockquote>

<strong>Laboratorios Silanes, Un Ejemplo de Cooperación Empresa-Investigadores</strong>

Uno de los mayores campos de oportunidad para el Cicese se ha dado en el campo de la biotecnología con la empresa farmacéutica nacional Silanes, con la que se ha forjado una alianza para el desarrollo de un medicamento contra la tuberculosis.

<blockquote>“Estamos por recibir los primeros frutos de esa colaboración con un licenciamiento de una tecnología que representará una entrada de cuatro millones de pesos de divisas para el Cicese con un medicamento desarrollado para la tuberculosis,” dijo el director del instituto.</blockquote></blockquote>

Destacó que la relación de Silanes con el centro investigativo es un ejemplo de beneficio mutuo de convergencia entre sectores, pero hay pocos ejemplos como éste.
“Silanes tiene estímulos fiscales porque le han apostado al desarrollo. Tienen un laboratorio con 100 personas trabajando en cosas como ésta, esto no lo vamos a ver en una maquiladora, con ellos formamos estudiantes y ellos tienen sus productos, ojalá hubiese 10 proyectos como éste,” dijo el investigador.
<strong>
Promoción e Infraestructura local, barreras en la que convergen gobierno y empresariado</strong>

Otro de los mayores obstáculos de Ensenada se encuentra en las calles. Así es, la dichosa infraestructura. Nicho favorito para el discurso del político mexicano, el famoso “rezago en infraestructura” es una vez más un punto en contra del desarrollo económico y la alta tecnología.

<blockquote>“Hemos escuchado propuestas de inversionistas privados y planteamos la creación de un cluster relacionado con desarrollo tecnológico en diferentes modalidades como biotecnología, cibertecnología, tecnología del aeroespacio, pero son inversiones que requieren de una infraestructura apropiada,” dijo el alcalde municipal Pablo Alejo López.</blockquote>

Redes viales y de telecomunicaciones óptimas, hoteles, centros de convenciones… A eso se agrega la falta de promoción de la ciudad como un centro ideal para el asentamiento de empresas de base tecnológica, tarea que el Municipio ha dejado al Estado, reconoció el edil.

<strong>Programas como Prosoft y más recursos, opción viable</strong>

A su vez, el secretario de Desarrollo Económico opinó que no obstante los obstáculos, tanto la Federación como la Sedeco tienen recursos importantes para impulsar la llegada de empresas de desarrollo tecnológico y fideicomisos como Prosoft, que junto con estímulos fiscales pueden servir de compensación ante esta problemática.

<blockquote>“Prosoft es un fideicomiso que permite bajar recursos para aterrizar inversiones nacionales o extranjeras para desarrollar pequeños programadores de tecnología, y este año estamos esperando varios proyectos para apoyar a los beneficiarios a desarrollar la tecnología,” dijo el titular de la Sedeco.</blockquote>

En ello coincide el diputado federal Héctor Ramos Covarrubias, quien se encuentra en la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, y quien refiere la necesidad de que el presupuesto en este rubro aumente para que los fondos lleguen a pequeñas empresas y a futuro a los estados para fortalecer el sector tecnológico.
“Se ha trabajado mucho con el CICESE y el resto de los centros de investigación, los directores nos han presentado los proyectos que tienen, pero creo que necesitamos un ente intermedio entre investigadores e industria que puede ser quien coordine a ambos y de esta manera llegar al mismo nivel de desarrollo que otros países,” señala el legislador.

erickfalcon.wordpress.com

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: