mx===Del Norte===.us

Periodismo @ la Frontera Mexico-EUA

Capital privado para nuevas empresas, un espejismo en Baja California


Erick Falcón

mx.pasodelnorte.us

Cuando el científico ensenadense Alfonso Lazcano se decidió a abrir un negocio familiar de corte ambientalista, una Escuela de Energía Solar en plena Sierra de Juárez, sabría que el proyecto requeriría de una inversión considerable.

Al principio usó parte de los ahorros de su vida para financiar la construcción del campus, pero se dio cuenta que muchos alumnos potenciales requerirían de becas para poder sufragar parte del costo de los cursos, así que decidió recibir donativos privados para canalizarlos  a sus estudiantes.

Aunque pensaba publicitar el negocio por Internet para ayudar económicamente a la escuela, un reportaje en una revista nacional hizo visible el proyecto del científico a varios inversionistas ángel y organizaciones de apoyo empresarial, como la Fundación Harp Helú.

Pero eso es un caso entre pocos. Aunque el proyecto de educación en energía alternativa que promueve la Escuela  atrajo el interés en el centro del país, lo cierto es que en general en Baja California, y en particular en Ensenada, en la práctica pocos empresarios se han mostrado dispuestos a apoyar a los proyectos y empresas prometedoras locales.

En los últimos dos años y medio han surgido en la ciudad más de 275 proyectos de inversión ideados por emprendedores universitarios o particulares, de los que sólo 15 han interesado a inversionistas, todos ellos subastados por el Bufete Promotor Universitario de la UABC.

Una de las incubadoras de empresas en la ciudad, Empreser, lleva 108 casos de éxito entre los emprendedores que ha atendido desde fines de 2007. La otra incubadora, Plancrecer, lleva 90 casos de éxito desde 2008. Todos esos proyectos han sido financiados con recursos propios, créditos bancarios o programas gubernamentales como Capital Semilla. Ni un solo socio inversionista ha invertido en esos negocios, y pocos se han acercado siquiera a las dos convocatorias que ha hecho Empreser o los proyectos de Plancrecer, explica personal de ambas incubadoras.

Otros organismos han tenido un poco más de respuesta, como el Bufete Promotor Universitario de la UABC,  que ha colocado 15 proyectos de inversión de sus estudiantes en el interés de inversionistas. Pero ello es sólo el 20 por ciento del total de proyectos que se han subastado, que son 77.

EU aporta 700 veces más capital privado a inversiones que México: Amexcap

En países como Estados Unidos hay más de 2,000 firmas, clubes de inversión y fondos de capital semilla que canalizan inversiones por al menos 282,800 millones de dólares, de acuerdo con un análisis de la revista de negocios Expansión.

Pero en México esa cifra apenas llega a 400 MDD en los últimos cuatro años, muy por debajo de Brasil y Chile, según datos de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap) citados por la publicación.

Esa cultura del capital privado se ha tratado de fomentar con proyectos como Angel Ventures México o la Red Mexicana de Inversiones. La última cuenta con capital disponible para proyectos que rebasa los 53 mil millones de pesos. En los últimos 90 días 468 proyectos han sido subidos a su página de Internet para ser analizados por los inversionistas.

En voz de analistas de la materia, la mayoría de los inversionistas ángel o inversionistas de riesgo son emprendedores exitosos que ofrecen su experiencia, dinero y contactos a empresas jóvenes con potencial de crecer.  Pero esa cultura de acercamiento entre emprendedor e inversionista no se da con frecuencia en Ensenada.

“Nos hemos encontrado inclusive entre los jóvenes emprendedores que es difícil que se confíe en una sociedad, en compartir el negocio con inversionistas. Ni los empresarios ni emprendedores han tenido esa cultura de acercamiento, de asociarse, hay desconfianza y eso se refleja en la poca inversión privada,” expresó Dinorah Navarro, directora del Centro Empresarial Coparmex Ensenada.

Ello no quiere decir que no se pueda salir adelante contra la adversidad, o que no haya ideas con gran potencial. Así lo hizo el investigador del Cicese, Marco Machado, quien convirtió su descubrimiento, con dinero propio, en una empresa global como lo es Augen Ópticos.

Invertir en oportunidades, en vez de gastar en riesgos

Financiar el nacimiento de una empresa es complicado. No hará falta hablar del ‘portazo bancario’ para muchos que han intentado conseguir créditos en el sistema bancario nacional.

Pero una opción que ha sido poco explorada por tanto emprendedores como empresarios en la localidad es la posibilidad de buscar/ser un inversionista ángel.

Si bien aportar capital de riesgo a una empresa joven en tiempos de crisis económica suena difícil, existe otra perspectiva en la cultura empresarial que habla de que la crisis trae nuevas oportunidades.

Para muestra, el empresario de origen hindú Vinod Khosla. Según la revista de negocios estadounidense Fast Company, Khosla ha canalizado 450 millones de dólares de su fortuna personal para apoyar la apertura de 45 nuevas empresas ambientales como fábricas de etanol, bombillas eléctricas de menor consumo, parques de energía solar y una empresa que produce cemento sin la tradicional emisión de toneladas de dióxido de carbono que la creación del cemento presupone.

De las más de 40 firmas que ha financiado el inversionista de riesgo, al menos 11 han entrado a las grandes ligas comerciales, o sea más de una cuarta parte, lo que es “nada mal para un inversionista de riesgo,” expresa la revista. No es para menos. En el 2000 fue llamado el inversionista de riesgo, o venture capitalist, más exitoso por la revista Fortune.

“Han existido esfuerzos a nivel local”: Armando León Ptacnik

Ello no quiere decir que  no haya esfuerzos a nivel local. Hace aproximadamente siete años un  grupo de empresarios locales encabezado por Scott Venezia Corral se reunieron con el propósito de buscar emprendedores y ligarlos con inversionistas con un código de ética muy elaborado para evitar abusos.

“Nos reunimos 10 empresarios con la idea de inyectar capital semilla formando un grupo de inversión, pero sólo Corral y yo pusimos dinero, el resto no quiso. Si las asociaciones entre empresarios pueden tornarse difíciles, puede incluso ser más difícil la comunicación entre el inversionista y quien tiene un proyecto con buen potencial de negocio,” expuso el empresario y consejero nacional de Coparmex, Armando León Ptacnik.

El empresario aseguró que en la ciudad no hay una cultura de asociación, ya que “si te vas a asociar lo haces con tu esposa e hijos y sólo por la cuestión legal, y hasta así hay problemas, menos vas a admitir sociedades con inversiones de riesgo. Eso no sucede en otras plazas donde si permea esta cultura como Chihuahua, Monterrey o Tijuana.”

León Ptacnik considera necesario que el empresariado ensenadense retome estas iniciativas de capital, aunque complementado con proyectos de gobierno y recursos de fondos como el Fideicomiso Empresarial, o Fidem, para que no sólo se utilice este dinero para las operaciones de las cámaras empresariales.

1 comentario»

  ricardo gonzalez wrote @

Soy diseñador industrial y he bregado por todos los productos imaginables, lo cual me ha proporcionado una cultura de emprendedor master , la frustracion se presenta recurrentemente al no encontrar
eco en personas pudientes que no se aventuran, pero espero crear una red parecida
a face book pero de enprendedores,
y acceso a capital de inversion , bien sutentado
y/o expandir un sistema de tutoria
para neofitos en secretos industriales ,
Espero sus comentarios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: