mx===Del Norte===.us

Periodismo @ la Frontera Mexico-EUA

En Busca del Baja Dream; Realidades de los Jornaleros Migrantes en BC


Mas de 20,000 personas laboran en los campos agricolas del Municipio de Ensenada, entre los que se cuentan numerosas familias indigenas provenientes de Oaxaca, Chiapas, Jalisco y otros estados, mismos que aspiran a mejorar su nivel de vida con la promesa de un salario mejor. Con esta investigacion, publicada previamente en el periodico Zona Sur, se analiza como en la practica los 119.0 y algo de pesos de sueldo diario que perciben los jornaleros en los campos de Maneadero y San Quintin escasamente representan lo que para los jornaleros del sur representa el “Baja Dream.”

Los Jornaleros del Sur: un sueño incierto;un destino en entredicho

Erick Falcón

Con la vista hacia el sembradío de coles que resguarda en silente complicidad con un cielo temperamental, la vida de Santiago Rodríguez renace todos los días a las 7 de la mañana. Entre el riego, reparar el tractor y “una y otra cosita”, la rutina diaria de su trabajo como jornalero en la Zona Sur no coincide con un horizonte económico incierto. Tampoco son amistosos con su rutina laboral sus sueños de vivir mejor, ya dijera comprar una vivienda propia.

“Deberiamos estar mejor, pero si el patrón anda mal, pues la situación no mejora. No tenemos nada de apoyo del gobierno, pero buscándole a la mejor sí. Sí alcanza no para vivir así uno que diga que bárbaro, pero hay gente que está peor que nosotros. Creo que sí merecemos ganar poquito más”, dice el campesino de 34 años de edad, originario de Oaxaca pero avecindado en Maneadero desde hace 15 años.

Al igual que Rodríguez, esposa y tres hijos, más de 700 familias, en su mayoría de alguna etnia indígena, subsisten en estado de extrema pobreza directamente de su labor como jornaleros en campos agrícolas del Valle de Maneadero, lo que les retribuye poco más de dos salarios mínimos o alrededor de 130 pesos diarios, precisaron promotores indígenas de la demarcación con base en estimaciones oficiales del Programa de Jornaleros Agrícolas.

Si con una década de establecimiento la lucha es difícil, las condiciones son quizá aún más adversas en el caso de los jornaleros migrantes que arriban por temporadas, por lo que son conocidos como “golondrinos”. Docenas de ellos se agolpan a las 8 de la mañana a las afueras del Albergue San Vicente, la Casa del Migrante, y esperan pacientemente a que pase algun patrón temporal a llevarlos a los campos a laborar, ya sea a Maneadero, Ojos Negros u otros sembradíos.

Algunos, como Enrique Sánchez, un jornalero de 45 años oriundo de Guerrero, ya desarrollaron un “colmillo” para encontrar mejores condiciones salariales, como en el cultivo de la yuca.

“Es un poco mejor pagado, se saca hasta 200 pesos, porque se utiliza para medicamentos dietéticos, pero se debe estar dos o tres días en el área de Ojos Negros para completar el trabajo. Aún así, la gente del campo gana muy poco aquí en Ensenada, nos dan una chinga en el campo y no sale para la comida”, expresó Sánchez.

Este año se reportó un aumento del cuatro por ciento al salario mínimo, que equivale a poco más de dos pesos, de acuerdo con archivos periodísticos. Aún así, la inflación y la renuencia de varias empresas agrícolas en el Municipio a otorgar un aumento o conceder prestaciones a un sector no estimado de la población jornalera de la Zona Sur continúan siendo un peso para la comunidad campesina, indicó Arturo Rodríguez, promotor de los Pueblos Indígenas y gestor ante la Comisión para el Desarrollo Indígena.

La problemática no se ha resuelto y las cifras parecen demostrar que puede agravarse, ya que la población indígena asentada en la entidad aumentó en un 90 por ciento desde el inicio de esta década, de acuerdo con periódicos locales. Las estrategias del gobierno de Felipe Calderón para el bienestar del campo mexicano consisten en el orden en la tenencia de la tierra, seguridad de la propiedad rural y el desarrollo sustentable del campo mexicano, a lo que asignó un presupuesto récord de 176 mil millones de pesos este año.

Ello no representa una alternativa ni fácil ni inmediata y quizá ni siquiera una solución, de acuerdo con críticos de la administración actual y estudios en la materia.

“Desafortunadamente, mientras que México ha gastado una mayor proporción de su presupuesto nacional en agricultura (8.6 por ciento) comparado con otros países de América Latina, se ha dado mucho énfasis en programas diseñados para mantener a la gente en pequeñas unidades de producción muy deficiente, en vez de impulsar una transición para producir empleos no agrícolas mas eficientes y productivos”, señala el reporte “Un perfil del sector agrícola mexicano 2003” realizado por investigadores del Sistema Nacional de Investigación y Transferencia Tecnológica para el Desarrollo Rural Sustentable.

Derechos En Teoría, Abusos En La Práctica

Aunque existan aumentos al salario mínimo general, los jornaleros en la Zona Sur y el resto de la entidad deben esperar ocasionalmente hasta cinco a seis años o una demanda laboral inclusive para conseguir un incremento específico en su percepción, aseguró Arturo Rodríguez López, promotor indígena y jornalero con ascendencia de la etnia trique de Oaxaca que ha residido 5 años en el Valle de Maneadero.

A ello se agregan el mal tiempo y las prácticas patronales engañosas, que aunque son difíciles de documentar por el temor de los trabajadores a perder su trabajo, promotores como Rodríguez tienen recuento de algunos casos recientes en los que inclusive se ven involucrados cientos de jornaleros contra sus patrones en reclamo de prestaciones o incrementos salariales.

“Yo también trabajo en el campo, y veo mucho maltratos hacia los jornaleros. El patrón nunca tiene el interés de aumentar el salario, pero si uno exige, y me paso a mí, si una persona por exigir su derecho a prestaciones, aguinaldo o lo que exige la ley al empresario, es probable que te corran del trabajo o le maltraten psicológicamente diciendo que ‘si no le conviene trabajar ahí que se salga uno y lo liquidan’ y sólo le tiran al gobierno para justificar el omitir derechos del trabajador”, afirmó.

De acuerdo con Rodríguez, al menos tres empresas de la jurisdicción enfrentan actualmente un proceso legal iniciado por grupos de jornaleros inconformes con sus condiciones laborales o algún despido injustificado.

Uno de los casos más recientes hecho público fue el de la empresa “Fresco y Dulce” a la que hace un par de años demandaron más de 300 jornaleros, la cual derivó en que la compañía celebrara un convenio con los trabajadores para obtener aguinaldo y otros beneficios a cambio de recolectar anualmente cierta cantidad de libras de cultivo para reconocer un mínimo de labor anual producida, explicó Rodríguez.

Además del mal tiempo, “echarle la culpa al gobierno” y otra practica común como el que las empresas demandadas cambien de nombre, en ocasiones existe también presión psicológica del patrón al hacer sentir “culpable” al jornalero por exigir más de lo que la empresa considera puede ofrecerle, aunque a cambio nunca se le informan u otorgan derechos al empleado, aseveró el promotor indígena.

“El caso es que la compañía siempre dice que va muy mal la venta, pero si uno como trabajador exige un aumento, nunca resulta. Siempre nos aumentan sólo en base a presiones del gobierno”, dijo Rodríguez.

Difícil, sustento o educación

Maneadero cuenta actualmente con una escuela primaria de Educación Indígena y dos extensiones en la Colonia El Salitral y en la Colonia Las Flores, además del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario Número 198 y la Secundaria Estatal Número 8 “Lázaro Cárdenas”. Pero a decir de varios jornaleros entrevistados por Zona Sur, los bajos sueldos siguen siendo un factor que detiene a muchas familias de poder sustentar el desarrollo académico de sus hijos sin preocupaciones.

Al menos 300 familias con hijos en edad escolar básica en el Valle de Maneadero se encuentran a la espera de recibir algún apoyo del programa federal Oportunidades de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), de acuerdo con datos proporcionados por el Movimiento Indígena por la Unificación y Lucha Independiente (MIULI).

“No todos tienen ese beneficio de Oportunidades. Supuestamente es para el sustento de la familia pobre, y lo que es el caso de los compañeros con becas en las escuelas, ellas realmente no cubren el sustento de una persona que desea estudiar. Trato de señalar sólo los casos que suelen atrasar el estudio de los jóvenes”, indicó el promotor indígena Arturo Rodríguez.

La intención de la comunidad de obtener subsidio económico no se reduce sólo a solicitar becas de estudio. Peticiones similares las hicieron en 2004 miembros del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional (FIOB) ante el entonces alcalde César Mancillas Amador, aunque a la fecha existe todavía mucha necesidad entre las familias campesinas del Valle para poder subsidiar el estudio de sus hijos.

Tal es el caso de Santiago Rodríguez y sus familiares, quienes viven junto a un sembradío a orillas de la carretera Transpeninsular. Rodríguez considera la educación de sus hijos como una necesidad primordial para salir adelante, aunque su situación económica dificulta ese acceso.

“Todos mis niños aquí van a la escuela Federico Barballo. Pero si he visto mucha gente en Maneadero que sus niños no los pueden mandar a la escuela. Además, no se ha visto apoyo, y áca arriba en el jardín de niños que está por la delegación y pues en todas las escuelas sale recaro lo de materiales y cosillas que les piden. Tengo ya 15 años aquí, y mis hijos nacieron aquí… son de aquí…Ocupamos que nos paguen mejor, además del apoyo del gobierno y varias cosas para salir adelante”, finalizó.

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: